Inicio | | Mundial TV | Crónicas de la Poderosa | Prensa
 

1924: cuando la academia se equivoca

Pierre Arrighi*

En los círculos académicos que, en diferentes universidades del mundo, se dedican a estudiar la historia del fútbol, las crónicas y libros redactados por los periodistas no son vistos con muy buen ojo. Es frecuente que se los considere desprovistos de verdadero valor documental por el hecho de que escapan a toda investigación rigurosa. El historiador de la Universidad de Metz, Alfred Wahl, pionero de la historia académica del fútbol en Francia, ya había argumentado claramente en ese sentido en 1990 en su artículo Le football, nouveau territoire de l’historien.(1) “Los trabajos de los periodistas, afirmaba Wahl, responden a la expectativa de un público que busca revivir emociones pasadas: de ahí el carácter anecdótico de sus historias del fútbol”.

Esta opinión no se verifica siempre, y unos cuantos libros y artículos de importantes periodistas del fútbol uruguayo y francés lo demuestran tanto hoy como ayer.(2) Tampoco debe olvidarse que los trabajos académicos no vienen con garantía de rigor y de independencia, y que el riesgo de apartarse de la búsqueda “de la verdad” existe siempre por el peso inevitable de las opiniones, las corrientes y los intereses.(3) De este modo, si lo anecdótico carece de profundidad, lo teórico mal aplicado puede conducir a no ver o a no querer ver simples hechos documentados de valor histórico crucial.

Tanto en Europa como en Uruguay es tema de discusión y de fractura el hecho de saber si la selección celeste tiene cuatro títulos mundiales (acorde con las cuatro estrellas de su camiseta), o si solo cuentan los dos conquistados durante el período de la Copa Niké creada por Abel Lafleur.(4) La respuesta se divide esquemáticamente en dos bandos: un bando de sensibilidad popular, que se apoya en la memoria de los periodistas y que en nuestro país acabó imponiendo las cuatro estrellas en el escudo de la Asociación uruguaya; y un bando que se reivindica más académico, discreto en Uruguay sobre este punto pero muy activo en Europa, que desconoce el cuatricampeonato y que pretende describir con mesura los títulos internacionales uruguayos: dos Olímpicos y dos Mundiales.(5) El argumento del bando académico es muy simple: no hay reconocimiento inequívoco de la FIFA y faltan pruebas claras,(6) pero resulta insuficiente por cobijarse en la verdad oficial y por no investigar movilizando medios propios.

Menos pasiva se ha mostrado la investigación periodística, y aunque sus trabajos puedan parecernos criticables y carentes de “marco teórico”, tienen el mérito de haber evidenciado

multitud de indicios que convergen en favor de la tesis mundialista. En Uruguay, por ejemplo, han sabido llamar la atención sobre los Informes oficiales publicados por la AUF en 1924 y 1928, reconocidos y archivados inmediatamente por la FIFA, y cuyas portadas registran el carácter mundial de los campeonatos ganados. Han logrado alertar sobre el hecho de que en el editorial del Informe olímpico oficial “Mens fervida in corpore lacertoso”, Pierre de Coubertin califica el Torneo de Fútbol de 1924 como “demasiado Campeonato del Mundo”.(7)

En Europa, “La Historia del Fútbol (The Beautiful Game)”, 6 DVDs producidos por el grupo luxemburgués RTL, no dudó en afirmar los cuatro títulos mundiales de Uruguay expresando de este modo el punto de vista histórico de los países chicos del Viejo Continente.(8) Por su parte, la Biblioteca Nacional Suiza puso en línea en 2008 la exposición digital “El triunfo de nuestros colores”. Recortes de un centenar de diarios helvéticos de la época, en francés, en alemán y en italiano, recuerdan que el fútbol suizo reconoció a Uruguay como Campeón Mundial de fútbol oficial atribuyéndole de paso a Suiza el título oficioso de campeón de Europa. Marie-Christine Doffey explicó en su presentación que “el torneo de 1924 había sido a la vez competición olímpica y campeonato del mundo”.(9 )

Vayamos ahora a los hechos definitorios.

La biblioteca de la Federación Francesa de Fútbol cuenta en sus modestos archivos con la colección completa del periódico France Football creado en agosto de 1923 para expresión de “lo oficial de la Federación Francesa de Fútbol Asociación”.(10) El semanario, que pertenecía en propio a Jules Rimet y cuyo Jefe de redacción era Henri Delaunay, cumplió desde su nacimiento hasta el cierre de la 8º Olimpíada, la misión que le había confiado la FIFA, a saber, publicar el reglamento, el programa y la calificación del Torneo de Colombes. El 24 de agosto de 1923, France Football anunció “un campeonato del Mundo abierto a todos los futbolistas del globo”. El 25 de abril de 1924 presentó la calificación oficial de la prueba: “Torneo Mundial de Fútbol” (Tournoi Mondial de Football). Este título encabezó todos los programas oficiales, el anuncio de los cuartos de final y de las semifinales, en grande y en primera plana, los días 23 y 30 de mayo.(11) Por otra parte, el 12o Congreso de la FIFA reunido en Ginebra los días 20 y 21 de mayo de 1923 bajo la presidencia de Rimet, aceptó ejercer los plenos poderes que, sobre el evento, le había ofrecido el Comité Olímpico Internacional en el Congreso de Lausana de 1921. Asumiendo la conducción del fútbol olímpico, la FIFA fijó un sistema de “copa pura”, con partidoseliminatorios de punta a punta. De este modo, el

Torneo Mundial de 1924 fue mucho más “copa del Mundo” que los Mundiales que conocemos hoy.(12)

También está fuera de duda hoy en día el carácter abierto del Torneo de París. 20 de los 22 jugadores franceses seleccionados eran profesionales en sus clubes.(13) Lo eran también la casi totalidad de los futbolistas suizos, húngaros, checos, italianos, españoles, belgas y norteamericanos. Para confirmar estos datos basta consultar los currículos de los jugadores publicados de forma muy completa en internet. Los cambios permanentes de club y de ciudad, así como la incorporación del jugador en clubes extranjeros, constituyen pruebas indiscutibles de una profesionalización avanzada.

Último elemento: la prensa futbolística francesa, liderada por grandes figuras de la cancha, catalogó al Torneo de París como Campeonato del Mundo, alimentando y reforzando la posición de los poderes deportivos oficiales. En un informe de 8 páginas presentado en mayo de 1924 por el mensual Très Sport, Lucien Gamblin, brazo derecho de Rimet, ex capitán del Red Star, miembro de la Comisión de selección de la FFF, definió el Torneo de Colombes como “el primer campeonato del mundo de verdad”.(14)

Por su parte, Gabriel Hanot, gran jugador y entrenador francés, creador de la Liga de Campeones y del Balón de Oro, periodista fundador del Miroir des Sports, tituló su crónica más famosa “Fue el mejor de los 22 equipos el que ganó el formidable campeonato del mundo de fútbol”.(15) En ese texto, comparó la fineza de los purasangres uruguayos con el espíritu rígido de los percherones ingleses. Y no hay porqué ocultar al respecto el hecho de que el título de este artículo muy citado fue objeto de múltiples censuras académicas. En su libro Passion of the People, en la página 31, Mason cita largos pasajes de la crónica de Hanot, presentado como un “escritor extasiado”, pero en el título, la expresión “campeonato del mundo” es reemplazada por “campeonato…”. El libro de los 100 años de la FIFA, 1904-2004 El siglo del fútbol, hace uso de una técnica semejante cuando en el capítulo sobre los estilos nacionales, página 154, se citan extensos pasajes de Hanot sin poner comillas y sin mencionar la fuente. Los dos principales redactores de este libro son el inglés Tony Mason y el francés Alfred Wahl. En una conferencia pronunciada en la Universidad de San Diego en marzo de 2005, Mason afirmó que “solo a los uruguayos se les podía ocurrir reivindicar cuatro copas mundiales”.(16)

Referencias:
1. Vingtième siècle, revue d’histoire, número 26.
2. Por ejemplo, en Francia, los artículos analíticos de Garbiel Hanot en el semanario ilustrado que él mismo fundó, Le Miroir des Sports, y en Uruguay, los libros Fútbol uruguayo y fútbol moderno de Nilo Suburú y Maracaná los laberintos del carácter de Franklin Morales.
3. La FIFA establece vínculos estrechos con las universidades europeas y paga becas, cátedras y textos. El libro conmemorativo FIFA 1904-2004, el siglo del fútbol redactado por cuatro conocidos universitarios europeos, retoma fundamentalmente el discurso oficial de la Federación internacional.
4. En Francia varios historiadores universitarios conocidos defienden la tesis de que el Torneo olímpico de 1924 fue también un campeonato mundial: Didier Rey, Pascal Charroin, Thierry Terret, por ejemplo.
5. En Europa, la corriente contra el Mundial de 1924 emana de la escuela Mason-Wahl. Tony Mason fundó la historia universitaria del fútbol en Inglaterra en 1980 haciendo suya la historia oficial de la Football Association, y su discípulo, Alfred Wahl, siguió sus pasos en Francia.
6. En Uruguay, esta posición fue expresada claramente por Luis Prats en La crónica celeste.
7. Ver los textos Cien años de gloria de Atilio Garrido y 1924, primer Mundial de la historia de Pierre Arrighi.
8. La colección producida en 2002 por FremantleMedia se vendió masivamente en toda Europa.
9. Archivos de la BNS : http://www.nb.admin.ch/aktuelles/01844/01932/01983/index.html?lang=fr
10. La biblioteca está situada 87 boulevard de Grenelle Paris 15 en la sede de la FFF.
11. Ver France Football números 1, 36, 41 y 42.
12. Se verifican estas informaciones en las Actas del 12.o Congreso anual de la FIFA, archivos de la FIFA.
13. Fuente: Pierre Cazal, especialista de la historia de la selección francesa.
14. «Le football olympique», páginas 18 a 26 de Très Sport, mayo 1924.
15. Le Miroir des Sports, número 206, 12 de junio de 1924.
16. Los dos principales redactores de este libro son el inglés Tony Mason y el francés Alfred Wahl. En una conferencia pronunciada en la Universidad de San Diego en marzo de 2005, Mason afirmó que “solo a los uruguayos se les podía ocurrir reivindicar cuatro copas mundiales”.
(ver http://library.la84.org/SportsLibrary/UCSD/UCSDMason.pdf).

* Historiador franco-uruguayo. Miembro fundador del Grefu (Grupo de Estudios de Fútbol del Uruguay).

 
   
 
       
Descargar PDF
Descargar PDF
Descargar PDF
 
Descargar PDF
 
Descargar PDF
 
Descargar PDF
 
 
 
    Las naciones argentina y brasileÑa a travÉs del fÚtbol
Simoni Lahud Guedes
Pretendo aquí centrarme, comparativamente, en las narrativas nacionales argentina y brasileña, tal como se constituyen a través del fútbol, enfocando, en especial, la forma adquirida por los constructos relativos a los llamados “estilos nacionales” argentino y brasileño... (+)
 
    Esperar lo inesperado
Gabriel Restrepo
Es preciso esperar lo inesperado: tal parece ser el patrón global de los estrategas del actual campeonato mundial de fútbol por ello emparejado en las semifinales, empero filtrado en grado creciente de octavos a cuartos y a final para corroborar al cabo jerárquicas tradiciones... (+)
 
       
    A “COPA DAS COPAS”: NO PAÍS DO FUTEBOL SÓ NÃO TEVE O FUTEBOL DO PAÍS
Inês Barbosa de Oliveira
No país do futebol a Copa do Mundo só tem dois resultados possíveis: ou ganhamos a Copa ou perdemos a Copa. Perdemos a segunda Copa em casa e quase vimos nossos Hermanos rivais ganhá-la... (+)
 
    El fÚtbol, la patria, sus alrededores y las instituciones: una Última vuelta de tuerca de despedida
Pablo Alabarces
A lo largo de poco más de un mes, de cinco cuadernos, de casi veinte textos, hemos tratado de presentar distintas visiones de colegas de todo el continente sobre el fútbol... (+)
 
       
    Las elecciones, el espejismo de un solo pueblo y la Copa del Mundo: Apuntes desde Brasil sobre las campaÑas del gobierno Santos y de la SelecciÓn de Colombia
David Leonardo Quitián
“Si Colombia le gana a Grecia, Santos es presidente”, escribió el historiador inglés Matthew Brown en el Financial Times de Londres. Ambas cosas se dieron.... (+)
 
    Artigas y SuÁrez. El “lugar” del fÚtbol en la sociedad uruguaya
Gerardo Caetano
Escribo este texto en medio del Mundial. Y no puedo evitar escribir en primera persona por muchos motivos, entre otros porque he sido futbolista, una de esas profesiones que se es de por vida.... (+)
 
       
    Ver el mundial sin PerÚ
Víctor Vich
¿Cómo se ve el mundial desde un país que no está participando en el torneo? Más aún, ¿cómo se ve cuando el país de uno no participa hace muchísimo tiempo?... (+)
 
    MaracanÁ 2014:
la ex-guerrillera y el dictador

Guillermo Alonso Meneses
Después de leer y releer los artículos de Fernando Carrión y Pablo Gentili quedé preocupado, pues no entiendo dónde está la polémica.... (+)
 
       
    El aguante mundial
José Garriga Zucal
Los que analizamos el fútbol en la Argentina, casi sin excepciones, alguna vez hemos tenido que lidiar con el término aguante: concepto espinoso por su polifonía. En estas líneas retomaremos, una vez más, estos debates pero abordado desde un doble ejercicio de reflexión que nos permita indagar qué pasa con el mismo cuando sale de nuestras fronteras.... (+)
 
    LA SELECCIÓN MEXICANA DE FÚTBOL: ALGUNAS IMÁGENES, PREGUNTAS Y CAVILACIONES
José Samuel Martínez López
Primera imagen: en una breve conferencia de prensa que se convirtió en noticia nacional y abrió la puerta a debates que aún no concluyen... (+)
 
       
    Vaias, xingamentos e apupos: nacionalismos esportivos À flor
da pelÉ

Luiz Henrique de Toledo
As vaias, assim como os xingamentos, universalmente associados aos descontentamentos, intimidação, mas também às ironias e jocosidades são poderosos instrumentos de vocalização de vontades e juízo esportivo entre torcedores. Mesmo sob o julgo do “padrão FIFA”, que tenta disciplinar velhas tradições na sociabilidade esportiva, vicejam aqui e acolá e têm sido tema de inquietação na mídia... (+)
 
    Brasil 2014:
el mundial de
lo social

Fernando Carrión Mena
A los mundiales de fútbol se los promueve con marketing o se los recuerda por algún sello distintivo.... (+)
 
       
    LOS GRITOS DEL MUNDIAL
La Garganta Poderosa
Cayendo el atardecer, mientras se jugaba el partido de Brasil que todos pudieron ver por mil cadenas de televisión, ayer se convocó a una manifestación en caravana, por las calles de Copacabana.... (+)
 
    1924: cuando la academia se equivoca
Pierre Arrighi
En los círculos académicos que, en diferentes universidades del mundo, se dedican a estudiar la historia del fútbol, las crónicas y libros redactados por los periodistas no son vistos con muy buen ojo. Es frecuente que se los considere desprovistos de verdadero valor documental por el hecho de que escapan a toda investigación rigurosa.... (+)
 
       
    Mercado, neoliberalismo y comunidad: un Chile nuevo en el campo de juego
Rodrigo Soto - Sebastián Ponce - Carlos Vergara
Abruptamente hace algnas semanas atrás, Chile entero se ha mundializado, teñido de rojo, ilusión y consumo.... (+)
 
    Las trampas de la imaginaciÓn sociolÓgica: una respuesta a Fernando CarriÓn
Pablo Gentili
Fernando Carrión es un excelente sociólogo. Transita de manera innovadora por diversos campos de las ciencias sociales y, en la sociología del deporte, nos ha brindado siempre aportes críticos muy valiosos. No podíamos dejar de contar con él en estos Cuadernos del Mundial, donde ahora publicamos su artículo, “Brasil 2014: el Mundial de lo socia"l.... (+)
 
       
    FÚTBOL, MUJERES Y MUNDIAL
Verónica Moreira
Me encanta el fútbol, de cualquier categoría y, por supuesto, voy a ver y seguir los partidos del mundial. Pero nunca generé un sentimiento de pertenencia con la Selección. No me agobia su derrota y no siento por ella ni una ínfima parte del inmenso amor que siento por River”. Fue la frase que expresó una joven hincha argentina cuando le pregunté si estaba entusiasmada con el Mundial. Sus dichos coincidieron con las apreciaciones de otros fanáticos de distinto género que no dudaron en declarar la supremacía del amor tribal por sobre el de la Selección Nacional.... (+)
 
    A participaÇÃo das mulheres na mÍdia brasileira na Copa.
Carmen Rial
Há alguma novidade na cobertura da mídia brasileira nesta Copa? Sim, e a mais importante é a presença das mulheres. Elas não estão lá apenas como apresentadoras que “enfeitam” o cenário com minissaias e decotes – e garantem assim a heteronormatividade num espaço povoado por homens... (+)
 
       
    Carta para Eduardo Galeano de una antropÓloga que visita el libro El futbol a sol y sombra
Beatriz Vélez
Estimado Eduardo Galeano. Gracias por haber escrito un libro sobre fútbol con una pluma tan sensible y capaz de generar el milagro de transformar la pesantez del musculo en la ligereza de la metáfora... (+)
 
    ENTENDER EL FUTBOL, SUMERGIRSE EN
LA CONTRADICCIÓN

Pablo Gentili
Un nuevo Mundial ha comenzado.
Durante un mes, millones de personas en todo el planeta estarán pendientes de los avatares y resultados de 32 selecciones de los cinco continentes, reunidas en 8 grupos, cuyos miembros irán, fatalmente, reduciéndose.... (+)
 
       
    El silencio “deportivo” de las ciencias sociales
Presentación de Pablo Alabarces
Entre 1998 y 2002 CLACSO organizó y financió las actividades del Grupo de Trabajo Deporte y Sociedad. Hasta ese momento, la producción de los cientistas sociales latinoamericanos sobre la temática era escasa y clandestina: aunque los primeros textos de antropología del deporte... (+)
 
    EL PAÍS DEL FUTBOL
¿EL PAÍS DEL FUTBOL?

Ronaldo Helal
Desde su llegada a Brasil, el fútbol pasó por un proceso de constitución cultural hasta convertirse en lo que llamamos la “pasión nacional”: como si con eso quisiéramos decir, a la vez, que nuestro fútbol es el mejor del mundo y que Brasil es el lugar donde más se lo ama y se lo entiende... (+)
 
       
    ¿FUTOPÍAS
“PATRÓN FIFA”?
Costa Rica en
Brasil 2014

Sergio Villena Fiengo
En Costa Rica, la articulación entre fútbol y nacionalismo atraviesa distintos momentos y adquiere diversos matices ideológicos... (+)
     
         
 
CLACSO TV CLACSO Librería Biblioteca Virtual CLACSO